10.4 C
La Reina
Sábado, Julio 31, 2021

La difícil situación de los trasplantes de órganos en pandemia

Tal vez te interese leer

Bárbara Espinoza Calixto
Soy estudiante de Periodismo UC en vías de titulación. Con una marcada vocación social, espero cumplir con el rol fiscalizador y el derecho a la información que se espera de un periodismo responsable y ético.
- Advertisement -

La crisis sanitaria ha repercutido en distintas áreas de la medicina, como la donación y trasplantes de órganos. Especialistas y expertos hacen un llamado a no dejar de trabajar por la mejora en esta área.

Según los datos del sitio Yo Dono Vida, del Ministerio de Salud, y los testimonios de trabajadores del Hospital Clínico de la Universidad Católica, las cifras de trasplantes han descendido, teniendo una relación directa con la pandemia, principalmente porque los posibles donantes han sido covid positivo y la alta ocupación de camas UCI. Como consecuencia, se complica la situación de las personas que esperan por un órgano y están con tratamiento de diálisis.

Gráfico de barras extraído de yodonovida.minsal.cl
- Advertisement -

Juan Antonio, relata su vivencia relacionada a su primo Miguel, a quien tuvo que cuidar durante su enfermedad que lo llevó a necesitar 2 trasplantes de hígado; afortunadamente pudieron llevarse a cabo.

Uno antes de la crisis sanitaria y el segundo durante la pandemia. “Muchas veces pensamos que se moriría esperando, estuvo postrado 6 meses y estaba entre la vida y la muerte”. También, agrega que “con la pandemia todo empeoró, se empezó a deteriorar. Si ya no tenía la atención que él necesitaba, menos la recibió en pandemia. Los profesionales son muy escasos”.

La enfermera matrona dedicada a la donación y trasplantes de órganos del Hospital Clínico de la Universidad Católica, Sandra Vilches, explica que, aparte de la crisis sanitaria “existe un problema de logística que tiene mucho peso”. Esto está relacionado a las dificultades de transporte de órganos debido a sus límites de tiempo de conservación, el cual se le conoce como tiempo de isquemia. Como explica el MINSAL: “Los tiempos de isquemia implican un desafío importante en la coordinación del proceso, debido a la extensión geográfica de nuestro país, especialmente cuando se trata de órganos que pueden permanecer menos tiempo en hielo (isquemia fría) y la donación ocurre a una gran distancia de donde debería realizarse el trasplante”.

- Advertisement -

También, plantea que “la pandemia ha hecho que nuestro número de donantes baje (…). Probablemente porque los pacientes estaban infectados por covid, y puede haber un porcentaje, que no está cuantificado, que a lo mejor estaba el donante, pero no había una cama para realizar el transplante”.

Gráfico de barras extraído de yodonovida.minsal.cl

Según la Universidad de Chile, “Chile tiene una tasa de 10,4 donantes por millón de habitantes, la misma que el promedio de Latinoamérica, pero lejos de países de la OCDE como España, que tiene una tasa de 49 donantes por millón de habitantes”.

En cuanto a la situación del covid-19, Vilches agrega: “No sabemos cuál es el daño que hace a los órganos”. Por lo que a todo posible donante se le realiza un PCR, ya que cualquier persona que esté contagiada de coronavirus no puede donar sus órganos.

El médico cirujano especialista en trasplantes del Hospital Clínico de la Universidad Católica, Jorge Martínez, se refiere a la situación de las camas UCI: “están ocupadas por pacientes graves covid, de manera que tenemos menos espacio para algunos órganos que su post operatorio requieren de todas maneras UCI”. También agrega que “la mantención de donante fallecido en general es en unidades de UCI, de manera que tampoco hay espacio para manejar al paciente o al donante fallecido (…). Esa ocupación de cama UCI hace que la probabilidad de tener donante sea menor”.

Sin embargo, se ha tratado de mejorar la situación con la modificación a la ley de trasplante y donación de órganos. Según el Ministerio de Salud: “se incluye en el listado a parientes por afinidad hasta el segundo grado inclusive o su cónyuge, o una persona que, sin ser su cónyuge, conviva con el donante o su conviviente civil”. Lamentablemente, el impacto de esta modificación no ha podido ser comprobado, dado a que fue promulgada durante esta difícil situación de la pandemia.

Los profesionales indican la importancia de no dejar de prestarle importancia a esta situación, a pesar de que el foco actual está puesto en las evoluciones del Covid-19 en Chile.

Se hace el llamado a “hablar de la donación de órganos, hablar de que es una oportunidad para poder ayudar a más de dos mil y tantas personas que están en lista de espera en este momento”, como comenta Vilches.

Se llama a dejar de creer en mitos sobre la donación, se recalca que la primera urgencia de todo profesional es salvar toda vida que esté en riesgo: “cuando llega alguien a servicio de Urgencias nadie le está buscando si es donante o no. (…) Si desafortunadamente llega a eso [situación de muerte] uno busca la oportunidad de que trascienda a través de donar vida, haciendo donar sus órganos”.

Y como también menciona Martínez sobre la donación: “es un acto de extrema bondad que enaltece nuestra humanidad”.

- Advertisement -
- Advertisement -

Más leído